¿QUÉ ES LA PLAGIOCEFALIA?

La cabeza del bebé debe tener de manera natural una forma ovalada armónica. Cuando esta forma cambia a una asimétrica en la que se observa aplanamiento de uno o ambos lados de la parte de atrás de la cabeza, esta deformidad se denomina PLAGIOCEFALIA. La causa principal es el apoyo continuo y selectivo de la cabeza antes o después de nacer. La PLAGIOCEFALIA es muy frecuente y puede ocurrir tanto desde la vida intrauterina como después del nacimiento.

Es muy común encontrarla al nacer cuando los niños se han acomodado selectivamente en un lugar del útero o después de nacer cuando se han acostumbrado selectivamente a dormir en una sola posición en las cunas o incubadoras (puede haber atracción a diferentes elementos del ambiente o la decoración). También ocurre cuando los bebés pasan tiempos prolongados en sillas, coches y mecedoras. Cuando hay asimetrías de la cabeza es importante observar si el bebé presenta imbalances o alteraciones de la musculatura del cuello por espasmo o rigidez (Tortícolis), en cuyo caso los músculos flexionan la cabeza y la inclinan hacia un solo lado obligando al bebé a dormir en la misma posición. Cuando la cabeza se deforma también puede afectar la simetría de las órbitas, un lado de la cara , la posición de la mandíbula y de las orejas.
La incidencia de la plagiocefalia deformante o posicional ha sido difícil de establecer a nivel mundial ya que en muchos casos los responsables del bebé no consultan, algunos médicos no le dan la importancia suficiente o son remitidos a especialidades médicas que no son las correctas. Los estudios médicos evidencian que la plagiocefalia afecta a un promedio de 18 a 30 bebés de cada 100 nacidos vivos en el primer año. Esta alta incidencia ha generado que la plagiocefalia sea actualmente la causa más frecuente de consulta en la práctica de neurocirugía pediátrica en el mundo.

La plagiocefalia había sido encasillada inicialmente de manera simple y por desconocimiento médico como solo un problema de "estética", pero desde hace más de 15 años los estudios médicos/científicos realizados a nivel mundial han comprobado lo contrario: es un problema funcional que además altera la estética craneal y facial (Andrews, Fontana 2016) ya que en los casos de plagiocefalia en grado moderado y severa se genera: Problemas de mala oclusión dentaria (mordida adelantada y/o cruzada) (Kawamoto, Henry, Kim 2009) (Derek, Sercan 2014), Asimetría mandibular y alteraciones de la ATM (articulación temporo-mandibular)(Baumler, Lebouck 2007) (St. John, Mulliken 2002), Asimetria facial (Herrero , Rendon 2009), Alteraciones en los campos visuales y Estrabismo (Siatkowski, Fortney 2005) y Alteración de los potenciales evocados auditivos y disfunción cerebral (Balan, Kushnernko 2002). Los últimos estudios sobre neurodesarrollo demuestran Alta asociación con alteraciones y retrasos del desarrollo motriz (Collet, Gray, Starr 2013) (Speltz, Collet 2010) (Fowler, Becker 2008) Alteraciones del desarrollo del lenguaje y del aprendizaje (Korpilahti, Saarinen, Hukki 2012), además de Problemas psico-sociales por baja autoestima (Oyarbide, Plaza 2009).

¿Como se diagnostica?


Para un médico experto en el manejo de deformidades craneales, no puede haber dudas entre el diagnóstico de una plagiocefalia posicional y una craneosinostosis (cierre precoz de alguna sutura del cráneo) y NO SE REQUIERE realizarle al paciente ninguna radiografía o escanografía en 3D con radiación (TAC). Inicialmente, de manera fácil y rápida mediante la simple observación frecuente de la cabeza del niño, los padres pueden determinar si hay algún tipo de asimetría de la cabeza y esto deberá ser verificado por su pediatra tratante. Cuando se observe que la asimetría persevera en el tiempo (máximo hasta los 6 meses de edad) a pesar del manejo posicional realizado, idealmente el bebé deberá ser valorado por un neurocirujano pediátrico especialista en el manejo de las deformidades craneales. Este médico le realizará una valoración integral al bebé que debe incluir de manera prioritaria la toma de las 8 MEDIDAS ANTROPOMETRICAS del cráneo ( éstas se toman con calibradores de precisión y cinta métrica). Este especialista también determinará si la forma y posición de las órbitas, cara, orejas y mandíbula del bebé se encuentran correctas. En caso de diagnosticar una plagiocefalia moderada o severa, estas medidas antropométricas deberán tomarse con mayor precisión con un escáner 3D digital sin radiación (STARscanner). La unidad ASIMETRIA CRANEAL cuenta con uno de los cuatro escáneres digitales sin radiación que existen en Latinoamerica. Unicamente en los casos en que el neurocirujano pediátrico determine que la deformidad craneal corresponde a una craneosinostosis es cuando al paciente SI se le realizará un estudio escanográfico craneal en 3D TAC convencional (con radiación).

Problemas médicos si no se trata a tiempo


Toda persona tiene derecho a tener una imagen simétrica y proporcionada.
Las repercusiones morfológicas por deformidad en la plagiocefalia posicional son frecuentemente causantes de asimetrías de la cara, órbitas y mandíbula, en muchos casos similares a las que se generan en las craneosinostosis simples y complejas, hecho que producirá sin duda problemas psicológicos negativos con baja auto-estima desde la primera infancia, en la adolescencia y que persistirán en la edad adulta.
La repercusiones funcionales en los casos no tratados puede llegar a ser muy importantes a nivel de la masticación, el desarrollo del lenguaje, el desarrollo motriz, la visión y la audición.

La repercusiones funcionales se observan en muchos de los casos moderados y severos no tratados estando presente en casi todos ellos diferentes tipos de alteraciones ortognáticas y ortodónticas.
Miller y Clarren publicaron desde el año 2000 que el 39,8% de las plagiocefalias no tratadas producen retraso madurativo neurológico. Kordestani y colaboradores (2006) estudiaron 110 pacientes con plagiocefalia no tratada y hallaron que el 19% tenían retardos psicomotores medianos, el 7% retardos psicomotores importantes y cognitivos moderados y el 3% retardos cognitivos severos.
Korpilhti, Saarinen y Hookie (2011) publicaron un estudio en que el 51% de las plagiocefalias posicionales no tratadas generan alteraciones significativas en el buen desarrollo del lenguaje. Los resultados evidenciaron que el 30% presentaron problemas leves en la adquisición temprana del lenguaje mientras 21% presentaron retrasos severos, lo que concluyó que la población que padece plagiocefalia tiene 3 veces mas posibilidad de presentar alteraciones en el desarrollo del lenguaje que la población que no la presenta.
Un porcentaje muy alto de plagiocefalias están asociadas a tortícolis (75% de los casos) que muchas veces pasan desapercibidas. El plano inclinado de los ojos y de la altura comparativa de las orejas desviadas del plano horizontal, la dificultad o selectividad para girar la cabeza hacia un lado específico o la preferencia a dormir siempre del mismo lado, nos deben hacer sospechar de la presencia de tortícolis en un bebé. Si mirando a su hijo/a desde atrás observa que la cabeza se encuentra inclinada usualmente a un mismo lado casi seguro que tiene una tortícolis. Es importante solicitar una valoración por una terapista física experta en tortícolis para iniciar su tratamiento oportunamente, con la frecuencia y durante el tiempo que se requiera para corregirla de manera definitiva (algunas veces el tratamiento durará un par de meses). Las secuelas de una tortícolis no tratada o no resuelta a tiempo además de generar una plagiocefalia persistente, frecuentemente generarán asimetrías de la cara y mandíbula provocadas por la desviación del cuello.
El estudio realizado por Balan, Kushnerenko, Sahlin et. al. (2002) utilizando potenciales auditivos somato-sensoriales evidenció que muchos de los pacientes con plagiocefalia posicional tienen un "riesgo elevado" de tener desordenes auditivos que generan alteraciones futuras en la "fluidez del lenguaje".
Siatkowski, Fortney, Panchal et.al (2005) realizaron estudios de campimetría visual en pacientes con diagnóstico de plagiocefalia posicional evidenciando que el 35% de estos pacientes presentaron disminución uni o bilateral de al menos 20 grados comparativamente a los pacientes sin plagiocefalia. Desde 1983 se ha relacionado la plagiocefalia con la generación de estrabismo vertical (Robb, Boger 1983)

¿Cuál es el tratamiento de la plagiocefalia?


Desde el Nacimiento hasta los 5 meses de edad

Si su bebé es diagnosticado con Plagiocefalia, Braquicefalia o Escafocefalia, estando su edad comprendida entre el nacimiento y los primeros 5 meses, las medidas posturales como son las "Técnicas de recolocación para su infante" y "Tiempo sobre la pancita" serán su mejor aliado en casa para corregir su bebé en esta etapa. En la consulta especializada, periódicamente ( 1 vez por mes) le serán realizadas medias antropométricas craneales que evidencien claramente su evolución.

5 Meses en adelante

A partir de los 5 meses de edad los bebes ganan fortaleza y desarrollan mayor movilidad e independencia lo que dificulta posicionarlos correctamente o realizarles las medidas posicionales correctivas. A partir del 6to mes, si la asimetría de la cabeza no ha mejorado o incluso empeora, el bebé deberá ser valorado lo más pronto por un neurocirujano pediátrico especializado en plagiocefalia quien le hará una evaluación detallada del cráneo y su desarrollo, y le tomará medidas antropométricas craneales completas con las cuales se determinará el grado de severidad de la deformidad. Los grados moderado y severo requieren ser corregidos mediante una ortesis de remodelación craneal. Entre más temprano sea corregido un bebé (entre los 6 y 12 meses) mejor será su resultado. El tiempo máximo en el cual se pueden obtener grados parciales de corrección es hasta la edad de 18 meses. Las ortesis craneales (cascos) recomendados a nivel mundial por su precisión de corrección, diseño, calidad y efectividad, son los de tipo STARband y STARlight de Orthomerica Products USA.

Las ortesis craneales STARband y STARlight son dispositivos que fueron especialmente diseñados para corregir las asimetrías craneales de carácter posicional (plagiocefalias) o como apoyo postoperatorio en la corrección de craneosinostosis. Estas ortesis están certificadas con ISO9001 por la FDA desde el año 2001 para los Estados Unidos y Europa, y fueron avaladas por el INVIMA para su utilización en Colombia desde el 2009.
WhatsApp chat Contáctanos vía WhatsApp